¿SABÍAS QUE….?

  • Se necesitan manos vocacionadas para seguir transmitiendo el mensaje de Jesús en el mundo del dolor, sufrimiento, enfermedad,….
  • Los Hermanos de San Juan de Dios estamos inmersos en este mundo tan necesitado de acogida, atención, escucha, justicia y esperanza.